Skip to content Skip to footer

Las fundas nórdicas siguen en tendencia en verano: fresquitas y florales para decorar la recámara

Las fundas nórdicas siguen en tendencia en verano: fresquitas y florales para decorar la recámara

Las fundas nórdicas son una pieza clave en la decoración de cualquier recámara, ya que no solo protegen el edredón, sino que también le dan un toque de estilo y personalidad al dormitorio. Aunque comúnmente se piensa que estas fundas son exclusivas de la temporada de invierno, lo cierto es que también pueden ser utilizadas en verano de manera fresca y ligera. En este artículo, te mostraremos cómo las fundas nórdicas se mantienen en tendencia en verano, ofreciendo diseños fresquitos y florales ideales para esta temporada.

La versatilidad de las fundas nórdicas en verano

A pesar de que muchas personas asocian las fundas nórdicas con el invierno por su capacidad de mantener el calor, lo cierto es que también pueden ser utilizadas en verano de manera cómoda y fresca. En esta temporada, es importante escoger materiales ligeros y transpirables que permitan una buena circulación del aire y eviten que el cuerpo se sobrecaliente durante la noche.

Los materiales ideales para fundas nórdicas en verano

Para el verano, se recomienda optar por fundas nórdicas confeccionadas en materiales como el algodón o la microfibra, ya que son transpirables y frescos al tacto. Estos materiales permiten que la piel respire y evitan la acumulación de calor, asegurando un descanso cómodo y placentero durante las noches calurosas.

Beneficios de utilizar fundas nórdicas en verano

Además de ser frescas y cómodas, las fundas nórdicas ofrecen otros beneficios en verano. Por un lado, protegen el edredón de la suciedad, el polvo y los ácaros, manteniéndolo en buen estado por más tiempo. Por otro lado, permiten cambiar la decoración de la habitación de forma sencilla y económica, añadiendo un toque de color y estilo con diseños estivales y florales.

Diseños fresquitos y florales para el verano

En verano, la decoración del hogar se llena de colores vivos, estampados alegres y motivos inspirados en la naturaleza. Las fundas nórdicas no son la excepción, y en esta temporada destacan los diseños fresquitos y florales que aportan un toque de frescura y vitalidad a la recámara. A continuación, te presentamos algunas opciones para decorar tu habitación con estilo en verano.

Estampados florales

Los estampados florales son un clásico del verano, ya que evocan la frescura y la alegría de la naturaleza. En las fundas nórdicas, los diseños florales se presentan en una amplia variedad de colores y estilos, desde flores grandes y vistosas hasta estampados delicados y románticos. Estas fundas son ideales para crear un ambiente relajante y acogedor en la recámara, perfecto para descansar y desconectar.

Colores pastel

Los colores pastel son una excelente elección para el verano, ya que transmiten serenidad y calma. En las fundas nórdicas, los tonos suaves como el rosa, el azul claro, el verde menta o el amarillo pálido son perfectos para crear un ambiente fresco y armonioso en la habitación. Estos colores se pueden combinar con estampados florales o lisos, según el estilo decorativo que se prefiera.

Diseños geométricos

Los diseños geométricos son una opción moderna y versátil para decorar la recámara en verano. En las fundas nórdicas, los estampados geométricos se presentan en una amplia gama de formas y colores, desde líneas rectas y diagonales hasta círculos y rombos. Estas fundas aportan un toque contemporáneo y urbano a la habitación, perfecto para quienes buscan un estilo más minimalista y sofisticado.

Cómo combinar las fundas nórdicas en verano

Para lograr una decoración equilibrada y armónica en la recámara, es importante combinar las fundas nórdicas con otros elementos decorativos que aporten cohesión al conjunto. A continuación, te presentamos algunas recomendaciones para combinar las fundas nórdicas en verano y crear un ambiente fresco y acogedor en tu dormitorio.

Cojines a juego

Los cojines son un complemento perfecto para las fundas nórdicas en verano, ya que añaden textura, color y confort a la cama. Para lograr un efecto armonioso, puedes elegir cojines a juego con el estampado o los colores de la funda nórdica, creando una composición visualmente atractiva y coordinada. Los cojines de diferentes tamaños y formas añaden dinamismo y personalidad a la decoración de la habitación.

Mantas ligeras

En las noches frescas de verano, una manta ligera puede ser el complemento perfecto para las fundas nórdicas. Opta por mantas de materiales suaves y transpirables, como el algodón o el lino, que te proporcionen calor sin agobiar. Puedes elegir mantas lisas en tonos neutros para crear contraste con la funda nórdica, o estampadas con motivos veraniegos para dar un toque de frescura extra.

Elementos naturales

Para potenciar la sensación de frescura y naturalidad en la recámara, puedes añadir elementos decorativos inspirados en la naturaleza, como plantas, flores o cestas de mimbre. Estos elementos aportan calidez, color y vida al espacio, creando un ambiente acogedor y relajante perfecto para el verano. Además, las plantas purifican el aire y mejoran la calidad del descanso durante la noche.

Conclusión

En conclusión, las fundas nórdicas son una opción versátil y práctica para decorar la recámara en verano, ofreciendo frescura, estilo y comodidad en una sola pieza. Con diseños fresquitos y florales, estas fundas aportan un toque de vitalidad y alegría a la habitación, creando un ambiente acogedor y relajante perfecto para descansar y desconectar. Combinadas con cojines a juego, mantas ligeras y elementos naturales, las fundas nórdicas se convierten en el elemento estrella de la decoración estival, transformando tu dormitorio en un oasis de frescura y calma. ¡Anímate a darle un toque veraniego a tu recámara con fundas nórdicas y disfruta del verano en casa!

La entrada Las fundas nórdicas siguen en tendencia en verano: fresquitas y florales para decorar la recámara se publicó primero en Belleza estética.